Cargando productos

Curiosidades sobre los bonsáis

Mundo Verdissimo

curiosidades sobre los bonsais - verdissimo

Curiosidades sobre los bonsáis

Los bonsáis son una de las plantas más singulares que existen. Recuerdan el exotismo oriental y aportan al lugar en el que están colocados, una especial elegancia y distinción. Hoy en día se han convertido en la máxima expresión del floral art.

El cuidado del bonsái es un arte milenario y su origen se remonta a la antigua China, país en el que estos árboles en miniatura eran objeto de culto para los monjes taoístas. El árbol representa el puente de conexión entre la tierra y el cielo, la línea de enlace entre lo humano y lo divino. A partir de esta filosofía milenaria nació este tipo de arte floral, que consiste en conseguir plantas y árboles en miniatura, que permiten representar la naturaleza a pequeña escala.

Un bonsái no es una planta “enana”, sino que se mantiene con esas proporciones gracias a cuidados y atención continuos. Hablamos de un árbol de reducidas dimensiones, que para mantener su pequeño tamaño necesita que sus raíces, tronco y hojas sean podados de forma periódica, junto a otras técnicas, como el pinzado o el despuntado de los brotes.

En este post, desde Verdissimo queremos hablarte de algunas curiosidades sobre los bonsáis: desde cuál es su significado, cómo se realiza su mantenimiento, la relación que existe entre los bonsáis y la decoración, las herramientas que se necesitan para su cuidado, etcétera. ¡No te lo pierdas!

El significado de los bonsáis

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Verdissimo Group (@verdissimo_group) el

La palabra bonsái significa “árbol en maceta”. Tal y como hemos mencionado en la introducción del artículo, al contrario de lo que pueda parecer, un bonsáis no es un árbol genéticamente diminuto, su pequeño tamaño se consigue gracias a un paciente trabajo de poda y atención constante.

Esta técnica bimilenaria proviene de China. Los monjes taoístas los consideraban un símbolo de eternidad, una especie de puente entre lo divino y lo humano. Durante siglos, solo las clases privilegiadas podían acceder a ellos. Se consideraba tarea de nobles y ricos dada su delicadeza y el trabajo minucioso y paciente que suponía su cuidado. Por todo ello eran considerados como objetos de culto.

Tener un bonsái en casa es como tener un trozo de naturaleza. El bonsái representa el perfecto equilibrio entre naturaleza y paisaje, una característica muy común de la cultura asiática. Si te fijas en sus jardines, composiciones florales y arreglos de floral art, la disposición de las plantas y flores guardan una armonía. Nada queda al azar para que el conjunto de elementos transmita una sensación de paz y serenidad que invite a la meditación.

Contemplar esta naturaleza en miniatura es algo mágico y especial que concentra todas las fuerzas opuestas del ying y el yang.

Por todo ello, tener un bonsái en casa no solo es un placer para la vista. También simboliza virtudes como independencia, grandeza de espíritu, salud, longevidad, dignidad o sabiduría por lo que es el regalo perfecto para desear a los demás una próspera y larga vida, felicidad y amistad duraderas.

12 cosas que no sabías acerca de los bonsáis

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Verdissimo Group (@verdissimo_group) el

A continuación te contamos 12 curiosidades sobre los bonsáis que seguro que no sabías:

  1. En China y Japón se conservan ejemplares de más de 1.000 años de antigüedad.
  2. Consideradas verdaderas reliquias del arte floral y vegetal del pasado, pueden alcanzar precios superiores a los 400.000$.
  3. La primera mención a los bonsáis  se remonta al s III a. C., en China.
  4. Crear un bonsái es una obra maestra que, a diferencia de otras formas artísticas, evoluciona y cambia cada día.
  5. El bonsái es un árbol y por lo tanto, una planta de exterior que necesita agua y la luz del sol para sobrevivir.
  6. Hay que regarlos a diario en toda la superficie de su recipiente, incluso por las hojas y el tronco.
  7. En Japón, hasta hace pocos años, para que una familia fuera considerada de “rancio abolengo” debía poseer al menos un bonsái de más de 300 años.
  8. Para que un bonsái pueda considerarse “perfecto”, debe contar con una especie análoga en sus condiciones originales de forma, tamaño y aspecto.
  9. El cultivo de los bonsáis en la Antigüedad estaba reservado a las clases altas ya que representaban cualidades como el refinamiento, la grandeza de espíritu y la nobleza.
  10. Algunas de las especies más bellas, especialmente las coníferas y las caducifolias, se desarrollan mejor en climas fríos.
  11. Los bonsáis son los únicos árboles que no se plantan para poder alimentarnos por sus frutos, aprovechar su madera o repoblar los bosques. Su función ha pasado a ser exclusivamente la de un bello elemento de alto poder decorativo y relajante.
  12. Antiguamente se creía que a través del cultivo de un bonsái una persona era capaz de alcanzar la inmortalidad.

¿Conoces más curiosidades sobre los bonsáis? ¡Cuéntanoslas en los comentarios!

Mantenimientos y cuidados de un bonsái

El mantenimiento y cuidados de un bonsái requiere paciencia y dedicación, y más aún, si deseamos cultivarlo en interior.  En este apartado del post te hablamos de cuáles son los cuidados básicos que necesitan estos pequeños árboles:

  • El lugar donde se coloquen los bonsáis ha debe contar con luz solar directa y además debe de tener buena ventilación.
  • La tierra debe permanecer constantemente húmeda, en toda la superficie del recipiente. También el tronco y las hojas deben estar humedecidos. El recipiente debe permitir que el agua drene adecuadamente.
  • Cada poco tiempo se deben podar los esquejes para dar la forma deseada.
  • Cada 3 años aproximadamente hay que cambiar la tierra del bonsái.
  • Se debe mantener una vigilancia continua para evitar la aparición de insectos o enfermedades.
  • Es recomendable dirigir con alambres la forma que se desea dar al tronco. Estos deberán permanecer colocados unos meses hasta que el árbol alcance la forma y posición deseadas.

Herramientas para cuidar un bonsái

Debido a su pequeño tamaño, para cuidar un bonsái hay que disponer de herramientas específicas:

  • Tijera fina pinzadora: empleada para la poda de pequeñas ramas y el pinzado de ramas jóvenes.
  • Tijera de poda gruesa: utilizada para cortar las ramas gruesas y anchas.
  • Podadora cóncava: se usa para cortar las ramas y evitar que queden bultos en el tronco.
  • Vaciadora cóncava o podadora esférica: con su corte se evita que las “heridas” cierren de forma rápida.

Con la ayuda de estas herramientas podrás modelar auténticas obras de arte naturales y disfrutar de tus árboles en miniatura.

Aunque contemplar un diminuto bonsái es un auténtico placer para la vista, no todo el mundo tiene el tiempo necesario para dedicarles la atención que precisan. Las minuciosas labores de mantenimiento, poda, riego o abonado, precisan una intensa dedicación personal. Además, hay que vigilar constantemente la luz o la temperatura del ambiente que les rodea. No olvides que se trata de árboles y cómo tales, son de exterior, por lo que mantenerlos en buenas condiciones en espacios interiores es algo que no siempre resulta posible.

Para todas aquellas personas a las que les encanta contemplar proyectos de decoración con un bonsái pero no disponen de tiempo o de condiciones aptas para su cuidado, Verdissimo propone sus bonsáis preservados. Con idéntica apariencia que las especies vivas, estas plantas preservadas conservan su fisonomía y aspecto fresco e increíblemente natural durante mucho tiempo. A ello hay que añadir la ventaja de que no necesitan cuidados habituales y continuados. Por tanto, tampoco necesitarás herramientas ni productos especiales, lo que sin duda, constituye un ahorro para el bolsillo.

Bonsáis en la decoración

Los bonsáis y la decoración de interiores están estrechamente relacionados.

Los bonsáis son los árboles del arte del ingenio, de la poda y de todos los cuidados, prácticas que introducen el estilo zen en la decoración, tal y como sucede con los jardines verticales.

El estilo zen es un tipo de decoración similar a la decoración oriental. Sin embargo, este estilo es mucho más sencillo y simple y siempre busca el equilibrio de todos los componentes, otorgándole al espacio un toque masculino.

Es una decoración inspirada en las enseñanzas de Buda, en el hinduismo y en las tradiciones más espirituales que hay.

En los últimos tiempos es fácil conseguir espacios inspirados en las tradiciones zen gracias a materiales naturales como el propio bonsái, la madera y muchos otros.

Bonsái Procumbes preservado

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Verdissimo Group (@verdissimo_group) el

El Bonsái Procumbes es uno de los árboles más bellos y particulares que existe. Además es un producto que actúa como un perfecto elemento decorativo y relajante cuando se coloca en espacios interiores, ya sean hogares u oficinas.

Es apto para todo tipo de estancias, como cocinas, baños, recibidores, salones, comedores, etcétera.

En Verdissimo disponemos de una gran variedad de bonsáis que perduran en el tiempo gracias al proceso de preservación que realizamos en Verdissimo. Algunos de los más demandamos, junto al Procumbes, son el Bonsái Tenuifolium y el Tamaracifolia.

Consulta nuestro catálogo de flores, plantas y árboles preservados y empieza a crear ambientes especiales en tu trabajo, en tu local o en tu hogar.

Verdissimo | ¡Descubre la belleza de las flores preservadas!

0 Comentarios

Deja un comentario
Tu email no será publicado.

  • Flores preservadas
  • Productos Verdissimo
  • Carrito Item Removed. Undo
    • No hay productos en el carrito.